El billete sencillo más barato de Europa es el de Lisboa, cuesta 1,40 euros, y el más caro es el de Londres que se compra por 3,25 euros. Son datos de un informe de la Autoritat de Transport Metropolità (ATM) elaborado por el Institut Cerdà. Los precios de otras ciudades analizadas son: Roma 1,50, Madrid 1,50, París 1,80, Bruselas 2,10, Barcelona 2,15, Berlín 2,70 y Amsterdam 2,90.

Los autores del estudio comparan a Barcelona y su área metropolitana, que da cabida a una población de 5,62 millones de habitantes, con Berlín (5,93 millones), Madrid (6,45 millones), Londres (8,6 millones), París (12,01 millones), Roma (4,34 millones), Lisboa (2,82 millones), Amsterdam (1,46 millones) y Bruselas (1,19 millones).

El abono T-10 de la Autoritat de Transport Metropolità (ATM) de Barcelona es el más competitivo de Europa, ya que la tarjeta de 10 viajes tiene un precio de 9,95 euros y el importe que debe pagar el usuario por viaje es de un euro. Gracias  a ello este título tiene una penetración del 58%. Según las conclusiones de este informe de (ATM).

Barcelona también es la ciudad más económica si se estudia el título multiviaje teniendo en cuenta el precio del gasóleo, de la cesta de la compra y del ocio. Según el informe por cada euro gastado por un usuario en transporte público en la primera corona tarifaria (que comprende básicamente el centro de las ciudades) de Barcelona, en Madrid se gastan tres.

 

Sin embargo, el billete sencillo, con un precio de 2,15 euros, es el sexto más caro, tan solo superado por Berlín (2,70), Ámsterdam (2,90) y Londres (3,25). Como consecuencia de este elevado precio tan solo entre un 4% y un 5% de los usuarios lo utilizan.

Este bajo uso no es casualidad, ya que el objetivo de la Generalitat es premiar la recurrencia haciendo más competitivos títulos como la T-Mes, con una penetración del 14,37%, y la T-50/30, con un 8%, mientras que el billete sencillo está pensado para usuarios ocasionales del transporte público.

La T-Mes de Barcelona, con un precio de 52,75 euros, es de los abonos más competitivos a nivel europeo, tan solo superado por Roma (35 euros) y Lisboa (49,3), mientras que la T-50/30 es la segunda más barata después de Roma, si bien esta ciudad italiana no dispone de título multiviaje, y Barcelona es la única región que ofrece dos títulos de validez mensual.

El precio por desplazamiento que paga cada usuario que realiza 20, 35, 50 o 75  viajes mensuales se puede observar en el siguiente gráfico. Según estas cifras, Barcelona se sitúa entre les 3 regiones más económicas para los usuarios del transporte público sea cual sea su pauta de movilidad.

 

Además, el estudio destaca que Barcelona y París son las únicas regiones analizadas que ofrecen descuentos para algunos colectivos como jóvenes, gente mayor, discapacitados, parados y familias numerosas, entre otros. Barcelona también es la región europea analizada que ofrece títulos gratuitos para menores de hasta los 16 años.

Fuente y gráficos: Estudio de ATM elaborado por el Institut Cerdà